Universidad de La Serena entrega escudos faciales a residencia de Illapel

Los implementos permitirán resguardar la salud del personal y de los niños, niñas y jóvenes que residen en el centro de protección colaborador del Sename.

El pasado 02 de mayo se dio a conocer el primer y único caso positivo de COVID-19 en residencias colaboradoras del Servicio Nacional de Menores en la región. Se trató de una educadora de trato directo, caso asintomático que fue detectado gracias a la pesquisa activa realizada por la Seremi y el Servicio de Salud Coquimbo a todos los centros de protección.

Lo anterior generó la oportunidad de comenzar un trabajo colaborativo entre el Sename Coquimbo y la Universidad de La Serena (ULS), que desde los inicios de la pandemia se encuentra fabricando escudos faciales a través de impresoras 3D.

El proyecto de escudos faciales COVID-19 ULS3D+ es una cadena solidaria liderada por un equipo de académicos ULS, quienes de manera voluntaria transforman los aportes en insumo de instituciones públicas y privadas, como micas y filamento PLA, en este producto final.

Aunque el objetivo era ir en ayuda de los equipos de salud de la región, César Espíndola, integrante del equipo de académicos ULS, destaca que “dada la contingencia, a que nos enteramos que una educadora de la residencia se había visto afectada por el COVID y por el contacto de la directora del Sename, Verónica Zárate, hicimos una excepción dentro de las mismas reglas que nosotros habíamos establecido de concentrarnos en el personal de salud, para poder atender a la residencia Luis Gálvez con el objetivo de resguardar también a los niños”.

En total se entregaron treinta escudos faciales, los que fueron enviados hasta la comuna de Illapel para ser utilizados por las educadoras de la residencia, lo que permitirá dar a los equipos mayor seguridad para el desarrollo de sus funciones, como explica la directora del Sename Coquimbo. “El aporte de los escudos faciales ha sido un gran gesto de solidaridad orientado al cuidado y protección de niños, niñas, adolescentes y funcionarios de la residencia Luis Gálvez de Illapel, en especial en la situación compleja vivida respecto a un caso de COVID positivo.El apoyo entre Instituciones es clave, es por ello que estamos muy agradecidos con el aporte de la Universidad de La Serena y del trabajo que se encuentra realizando para ayudar a la comunidad, pues esta crisis debemos enfrentarla entre todos”, recalcó Verónica Zárate.

Los elementos de protección personal fueron bien recibidos por la residencia. Paula Campos, directora del centro de protección, destacó que “los escudos faciales han sido un aporte fundamental en términos de protección y cuidado. Estamos enormemente agradecidos como residencia de la institución universitaria, pero particularmente del equipo que fabrica los escudos faciales”, señaló.

Finalmente, el académico César Espíndola cree que esta colaboración es la primera de muchas que se realizarán a futuro. “La Universidad de La Serena tiene por principio de vinculación con el medio el compartir conocimiento que mejore la vida de las personas (…)así que esperamos que esta sea sólo la primera acción de colaboración y que podamos llegar con otras ayudas, para poder dar un mejor pasar a este proceso de aislamiento social que estamos viviendo”, finalizó.

Te puede interesar …