Vecinos impidieron el acceso a Aguas del Valle: Sanitaria insiste en desarrollar obras de perforación en Peralillo

De acuerdo a la empresa, la obra cumple con todas las exigencias legales. “Los APRs operarán sin problemas”, aseguró Alejandro Salazar, subgerente zonal de la sanitaria. Este viernes intentaron iniciar las obras, pero los vecinos lo impidieron.

Aguas del Valle informó este viernes que dará inicio a las obras de construcción de dos pozos en la localidad de Peralillo para reforzar el sistema de abastecimiento de agua potable para consumo humano en la ciudad de Illapel. Las obras se iniciarían este viernes, sin embargo, vecinos bloquearon el acceso. “No se les permitirá el paso, hasta que exista una verdadera mesa de trabajo, entre la comunidad, Aguas del Valle e instituciones que tengan estricta relación con el buen uso de las aguas”, indica un vocero de la comunidad movilizada.

Si bien Aguas del Valle ha insistido en que las obras “son fundamentales para garantizar el respaldo de agua potable a la ciudad de Illapel”, los vecinos de la localidad de Peralillo se han opuesto a las obras. Aseguran que la extracción de aguas subterráneas proyectadas por la empresa sanitaria afectará en los próximos meses la provisión de agua potable a los vecinos que se abastecen del APR de la localidad. Los pozos de Agua Potable Rural son conocidamente precarios. De hecho, en 2018, el Valle de Chalinga, en la comuna de Salamanca, experimentó cortes reiterados de agua. El APR de Cunlagua no dio abasto, y debieron construir nuevos pozos en otras localidades, para responder a la demanda local de agua. El escenario de sequía, que sigue latente en el Choapa, podría empeorar en los próximos años, y con ello, hacer aún más vulnerables los pozos rurales de agua potable.

Las autoridades reconocen la precariedad de los sistemas de APR. Desde el Gobierno, hasta ahora, han tomado palco. No así el alcalde Denis Cortés, que se manifestó “preocupado”: “Debido a la grave sequía que arrastramos hace más de una década, la población de Illapel abastecida por la sanitaria, está en riesgo de abastecimiento”. El alcalde Cortés fue severamente cuestionado por los vecinos movilizados en Peralillo. Las palabras fueron interpretadas como una “presión política”, por algunos usuarios en las redes sociales. Creen que se intenta “desvestir a un santo para vestir otro”, y es que, Peralillo también ha sufrido de la sequía. “Las autoridades parecen más voceros de una empresa privada, que de nuestro pueblo”, indica Carlos Olivares en Instagram.

Lo que dice la empresa

“Estas obras son claves para asegurar el suministro en el corto plazo en la comuna de Illapel. Nuestro deber es adelantarnos a escenarios excepcionales y trabajar desde ya para mantener la continuidad de suministro para el próximo verano. Nuestro compromiso, además, es resguardar los APRs locales y queremos garantizar que a los habitantes de Peralillo no les faltará agua”, dijo el subgerente zonal Limarí – Choapa, Alejandro Salazar.

“Entendemos que pueda haber inquietud en la comunidad, por eso nos hemos reunido con ellos y con las autoridades para darles los detalles y contarles sobre los alcances de estos trabajos. Queremos ser muy claros: los APRs operarán sin problemas y trabajaremos para que así sea, sabemos el valor que tiene el agua para los vecinos”, indicó Salazar.

Detalles del proyecto

La ejecución de los trabajos, operación y puesta en marcha se desarrollarían -indica la empresa- entre el 4 de septiembre de 2020 y el 13 de enero de 2021. Las obras consisten en la construcción de dos pozos de una profundidad de 70 metros, en el sector de Peralillo y una impulsión de 3,5 km para llevar el agua hasta la estación elevadora N°1 y luego 17 kilómetros hasta Illapel. La inversión de las obras alcanza los $1.400 millones.