Confirman caso de murciélago con rabia en Illapel

El Instituto de Salud Pública confirmó 2 nuevos casos de murciélagos con Rabia en la región de Coquimbo, uno en la comuna de La Serena y el otro en Illapel.

En relación con el caso de La Serena, el Seremi de Salud Alejandro García informó que “el ejemplar fue encontrado vivo en el patio de una vivienda en el sector céntrico de la ciudad, el día 20 de abril, oportunidad donde la dueña de casa lo coloco una caja plástica y lo entregó para su diagnóstico de Rabia en el Instituto de Salud Pública”. Señaló.

Una vez confirmado el diagnóstico del caso el día 26 de abril, la Seremi de Salud inició la investigación epidemiológica-ambiental y las actividades de control de foco y peri-foco, la que incluyó la vacunación de 67 mascotas en La Serena.

En tanto, el día 27 de abril, se confirmó la presencia de Rabia en 1 ejemplar encontrado en el patio de una vivienda ubicada en la Villa San Rafael de Illapel.

De igual forma, la dueña de casa lo manipulo con guantes y lo coloco en un frasco, para al día siguiente entregarlo a la Oficina comunal de Illapel para su posterior análisis informó el Seremi García.Actualmente, ya se inicióla investigación epidemiológica-ambiental del caso y las actividades de control de foco y peri foco.

Finalmente, la Autoridad sanitaria reiteró el llamado a la población a “evitar el contacto innecesario con los murciélagos y nunca tomarlos con la mano desnuda. Y si se encuentra muerto o moribundo a plena luz del día, dar aviso inmediato a las oficinas comunales de la Seremi de Salud”.

La Rabia:

La rabia es una zoonosis viral, caracterizada por una encefalomielitis aguda, de una letalidad de un 100%. La transmisión es por la saliva del animal a través de una mordedura o contacto con las mucosas o heridas. Los animales que pueden transmitir esta enfermedad pueden ser perros, gatos y otros animales silvestres, como zorros.

Otras recomendaciones para la población:

  • Evitar recoger los murciélagos, pero de ser necesario hacerlo con una pala y una escoba, protegiéndose las manos y evitando todo contacto directo con el animal. Luego, éste debe ser guardado en un recipiente lo más hermético posible.
  • Mantener vacunados a perros y gatos contra la rabia.
  • Todas las mordeduras de animales requieren atención médica.